ELA, otra enfermedad

Hace poco más de 2 años nuestro amigo Jano fue diagnosticado de una enfermedad neurodegenerativa que afecta directamente a sus células motoras, las cuales mueren poco a poco impidiendo, entre otras muchas cosas, la maniobrabilidad que normalmente requiere cualquier movimiento. En este video podemos verle opinando a cerca de la vida y de qué manera puede uno percibirla en base a su propia condición.

Cuan apegados a la vida pasamos nuestros días sin ni siquiera reparar en nuestro final, sin el cual no existiría ningún principio. Somos capaces de pensar fragmentando el tiempo en partes más o menos dilatadas en función de los estímulos que vamos percibiendo, de una forma muy simple. Esos estímulos son el puente o la herramienta preferida del apego, el cual se ocupa de repetir constantemente aquello que nos satisface mientras rechaza todas aquellas cosas que no lo hacen. Es una maquinaria casi perfecta que responde a lo que acontece a nuestro al rededor bajo estas pautas inamovibles, en la mayoría de casos. ¿es así como deseamos que sea?¿debe haber algo más?¿no se están convirtiendo las relaciones humanas en un mero equilibrio entre intereses de dos o más partes?

Lo más curioso es que nos estimulan los proyectos a futuro o las experiencias pasadas y somos capaces de tomarlas para poder afirmar que estamos viviendo. El poder del ahora pasa desapercibido, de forma discreta. Es realmente impresionante, vivimos de lo que no existe, un pasado o un futuro, vivido o por vivir. Proyección y experiencias pasadas consolidan actitudes y estados de ánimo para un “ahora” que parece nos cuesta construir atendiendo a lo que está pasando sencillamente.

Una vez escuché una reflexión que venía a decir algo así: “si nos animaran a salir del útero materno anunciando las maravillas que conforman esta tierra que pisamos, eso es… montañas, verdes prados, agradables brisas, el sol, las relaciones humanas, el arte, cualquier disciplina de la cultura local de cualquier parte del mundo, etc… diríamos NO a nuestra salida pues no entenderíamos otra situación de confort o comodidad como la que las paredes de nuestra madre nos ofrecen” ¿pasará lo mismo con la muerte? la rechazamos automáticamente. Algunas culturas la rechazan hasta de sus programas educativos, resulta ser un acontecimiento que no queremos reconocer e incluso se reniega de quienes se preguntan por ella abiertamente por fatalistas, incautos o pesimistas.

La muerte es una patología que todos compartimos, absolutamente todos. Afrontarla es ardua tarea pues, como indica la propia palabra, se trata de una acción que solo podemos llevar a cabo en vida y eso es algo que nos confunde y contradice profundamente. Pero estoy seguro de que es lo mismo.

El mayor éxito de Jano es haber decidido vivir su vida como lo está haciendo, dando lo mejor de si mismo. Escapar a la comprensión intelectual de muchas de las palabras que conforman las muchas reflexiones que escuchamos, para dar paso a la percepción, la que poco a poco vamos perdiendo pero que nos es tan necesaria para poder decir: “estoy viviendo”

Como el dedo a un ojo, la enfermedad es la peor jugada que le puede pasar a cualquier mente, obligándola a adaptarse a la nueva circunstancia, teniendo que desarrollar otras muchas fortalezas para controlar lo que el cuerpo ya no puede. La mente es un gran aliado si el uso del pensar es adecuado. Admirable Jano por hablarnos como lo haces.

Un gracias a este video por ayudarnos a vivir.

Más información en http://www.dgeneracion.com

 

Vivir de la Luz

Vídeo

“Vivir de la luz” sigue un fenómeno del que solo son conscientes unos pocos en Occidente, el “respiracionismo”, profundamente ignorado en los medios de comunicación y, por tanto, desconocido para el gran público. El documental presenta diferentes personas que supuestamente pueden sobrevivir sin comida y sin bebida durante semanas, años, incluso décadas. La mayoría de nosotros, como habitantes del mundo moderno, experimenta este fenómeno como un increíble ataque a nuestro concepto científico del mundo y simplemente diría: ¡es imposible! Sin embargo, “Vivir de la luz” es un documental basado en experiencias personales, entrevistas y experimentos de laboratorio científicamente realizados y documentados, y a la vez un intrigante y apasionado viaje alrededor del mundo que explora los conocimientos y las tradiciones espirituales orientales, y también aborda los últimos modelos explicatorios nacidos de la física cuántica. Y su conclusión, por increíble que parezca, es que hay gente que no necesita comer ni para vivir ni para sostener su metabolismo. Simplemente, viven de la luz.