Slomo. Deja que la musica potencie tu imaginación

El Dr. Jhon Kitchin vivió una vida repleta de comodidades y saboreó la inmediatez que caracteriza a algunas individuos en la sociedad moderna, las atenciones, reconocimientos y posesiones. Un día despertó de todo aquél sueño, después de analizarlo a conciencia, dedujo que se encontraba desconectado del mundo y de si mismo. Decidió abandonar su forma de vida basada en las establecidas pautas culturales y en los anestésicos patrones sociales que adquieren las masas por mera inercia en la actualidad, y decidió convertir su vida en la más hermosa de sus pasiones y se puso a patinar a lo largo del paseo marítimo “Pacfific Beach” de San Diego.

De entre sus reflexiones rescato la siguiente: “La divinidad es algo más que aquella luz que percibes cuando has encontrado la satisfacción”

La producción artesanal de las muñecas Kokeshi

Las kokeshi son muñecas tradicionales japonesas, originarias de la región de Tohoku al norte de Japón. Se fabrican a mano utilizando madera como materia prima y se caracterizan por tener un tronco simple y una cabeza redondeada pintada con líneas sencillas para definir el rostro; el cuerpo tiene diseños florales y no poseen brazos ni piernas. La parte inferior generalmente está marcada con la firma del artesano.

El origen de estas figuras se remonta a unos doscientos años, dentro del Periodo Edo (1603-1867). Se piensa que los artesanos especializados en utensilios de madera de la región de Tohoku comenzaron a hacer pequeñas muñecas para venderlas como recuerdo a los turistas que visitaban las aguas termales

La Isla de las Flores (Ilha das Flores)

Vídeo

El cortometraje del brasilero Jorge Furtado La isla de las flores (1989) propone una visión del hambre y la injusticia social en América Latina, específicamente en su lugar de nacimiento, el estado de Río Grande del Sur. Con la sucesión casi mecánica de imágenes y definiciones, le pregunta al público por la libertad, por esa relación entre sujetos y condiciones materiales de vida: ¿Dónde está la obra del Hombre cuando prima el mercado? ¿Cómo pensar el mundo como un lugar justo cuando las lógicas parecen trocadas?

A partir de estas preguntas, me interesa mucho rastrear las fuentes de las imágenes que vemos: son pinturas de Bruegel y Miguel Ángel, dibujos de Da Vinci, registros de video sobre bombas atómicas o campos de concentración, fotografías de pirámides y columnas, gráficos de naturaleza y taxonomía. Esto me importa porque tal vez la crítica más profunda no es la pobreza ni las diferencias sociales exageradas sino aquellas formas que el hombre ha inventado para disfrazar/desplazar/distraer su miseria. Hablo de las ciencias, las artes, la burocracia, la geografía, la tecnología y más. Así, queda en la mente algo doloroso a causa de la estructura del corto: la terca repetición de una lógica de conceptos y relaciones de ideas sólo nos arroja a lo ilógico de la situación humana que, dado que es la misma hace tantos siglos, ya parece esencial y no accidental.