La casa más curiosa del mundo

Ra Paulette ha estado trabajando los últimos 25 años de su vida con tan solo un pico, una pala y una paleta para alisar lo que serán los interiores del hogar de sus sueños. Un hogar al que le abre las puertas a cualquier persona que lo desee, porque para él es importante que las demás personas lo puedan disfrutar también. A día de hoy se considera una pieza de arte valorada en 1 millón de euros, aunque solamente se ha gastado 900 euros en materiales desde que empezó

Anuncios

Documental Bioconstrucción: El Guerrero de la Basura

Todo comenzó cuando Michael Reynolds, arquitecto cansado de trabajar una arquitectura convencional, decidió usar elementos de desecho para construir y desarrollar un sueño. Para ello se trasladó, con su familia, a Taos (Nuevo México),  corría el año 1978. Allí, donde la especulación urbanística no existía, comenzó una aventura que hoy en día es todo un fenómeno que se ha trasladado por todo el mundo.

Durante cerca de 25 años, experimentó con diferentes modelos de diseño y materiales hasta encontrar un sistema constructivo basado en la reutilización de materiales  de desecho, como llantas de vehículos, botellas de vidrio y botes de aluminio. Incluso, en los primeros tiempos desarrolló y patentó un “bric” a base de latas de cerveza. Hoy, en Taos, Nuevo México, en una extensa llanura de casi 2000 metros de latitud, se pueden encontrar multitud de personas que viven en casas construidas con neumáticos,  muy bonitas, perfectamente integradas en el entorno, ecológicas y completamente autosuficientes.

Michael Reynolds lleva 35 años rompiendo las normas de la arquitectura convencional y ya ha construido alrededor de 2.000 viviendas, y fue quien acuñó el término Earthship (literalmente, nave de tierra).

Una “Earthship” (NaveTierra) es un tipo de casa pasiva hecha de materiales naturales o reciclados. Diseñadas inicialmente por la empresa Earthship Biotecture of Taos en Nuevo Mexico (con el arquitecto Michael Reynolds a la cabeza), principalmente estos hogares están hechos para funcionar autonomamente y son construidos generalmente de neumáticos rellenos de tierra, usando la masa termal para regular de manera natural la temperatura interior.

Usualmente tienen un su propio sistema especial de ventilación. Las Earthships son generalmente hogares auto-suficientes minimizando energía y combustibles fósiles.Estos edificios son construidos para utilizar los recursos locales disponibles, especialmente el sol. Por ejemplo, las ventanas de cara al sol de los muros admiten luz y calor,y los edificios suelen tener la forma de una herradura para maximizar la luz natural y para ganar mas sol durante los meses de invierno.Los densos muros interiores proporcionan masa termal que regula y aisla la temperatura interior de temperaturas cálidas o frías exteriores. Los muros internos que no son maestros suelen ser hechos en estructuras de panel de latas recicladas. Se suelen unir con estuco.

Una taza de café prescindible inspira una idea indispensable

Vídeo

Voltear un recipiente para el café ha supuesto la solución más adecuada para los cientos de miles de personas que se quedaron sin hogar después del desastre que provocó el huracán katrina, el más devastador de todos los registrados en el Atlàntico.

Semillas de transición

Vídeo

Jean-Luc es productor de semillas naturales y ecológicas de más de 250 variedades, tradicionales, antiguas y raras. Él llama a su jardín: “Le potager d´un curieux”: “El huerto de un curioso”.
A más de mil km, siguiendo el Mediterráneo hacia el sur, resuena la ciudad de Granada con una fuerte evocación para él.
Tanto su jardín como su pequeña cabaña donde vive, están llenas de escrituras, reflexiones, pensamientos, poesías…. Es un curioso y se abre a la exploración, tanto intelectual como filosófica y espiritual.
Nos conocimos durante la primavera de 2011 y estuve trabajando con el por unos meses en el huerto. Se dieron muchos debates interesantes y una buena conexión, vivimos juntos, en la distancia, la “primavera árabe” y el “15-M” entre semillas, planteles y compost, algo está germinando y casi lo podemos palpar.
Pasó todo el verano y me reencuentro con Jean-Luc en su casa en noviembre 2011, me dice que quiere un receso, se lo pide su tierra, se lo pide su cuerpo, pero sobre todo se lo pide su espíritu. Quiere observar, ver que ocurre en su Jardín, también quiere ver que está pasando en el mundo, más allá de su día a día local.
Me propone que vaya con él de viaje hasta Granada.
En seguida la idea conecta y le propongo que hagamos paradas, intercambiando sus semillas, encontrando gente ligada al movimiento y que así podamos conocer e ir viviendo que es lo que está ocurriendo, de Girona a Granada hay muchos proyectos inspiradores tanto personales como colectivos…
Entonces surge… ¿por qué no llevamos una cámara y lo grabamos?