La revolución del transporte

La mejor parte de este nuevo capítulo (hoy solo existen ensayos) sobre las nuevas aplicaciones tecnológicas en el transporte, se la lleva el medioambiente y su preservación. Se trata de una mejora considerable y una mejor alternativa al transporte convencional pues la contaminación resulta ser casi inexistente. Asimismo fomenta la reducción de los atascos y facilita el acceso a la circulación en las ciudades.

La peor parte se la llevan las sociedades, parece ser que el consumo es insuficiente o poco inmediato para que se activen este tipo de aparatos tecnológicos y nos recuerden que comprar puede ser una experiencia maravillosa. Recordemos la tesis sobre la liquidez de Zygmunt Bauman y el gran acierto que su trabajo ha hecho para describir en lo que nos hemos convertido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s